WORK IN PROGRESS…

Roger Estrada dixit…

FUCKIN’ BOLLOCKS. “International Bikini Allstars” (BCore, 2014)

a3070731137_10

Después de dos años haciendo el mal por toda la Península con nuestro anterior álbum “Congo tapes”, decidimos que había que darle un vuelco completo a nuestras vidas. Ya estaba bien de irnos cada finde con una distinta, acabar en los garitos más oscuros los domingos por la mañana, bajarnos los pantalones en todos los conciertos, organizar afters en nuestra furgo –la Fuckineta– y gastarnos la poca pasta que ganábamos en gambas de Palamós y ginebra del Eroski. Era necesario ponerle fin a todo eso.”

Pero, ¿cómo había empezado todo aquello? La leyenda dice que el Big Bang de Fuckin’ Bollocks tiene lugar el fin de año de 2005 cuando a Willy, Bruno, Carlos y Gary, rondando peligrosamente la mayoría de edad, les invitan a tocar en la discoteca Pachá de su pueblo, Sant Andreu de la Barca, a condición de que interpreten temas de Operación Triunfo, a lo que ellos responden “invocando a Sex Pistols y The Beatles en modo fast-fast”. Pura leyenda, claro está. Sea como fuere, tocaran esa noche en Pachá o en una residencia de ancianos, el daño ya estaba hecho. Aquel primer chispazo eléctrico prende el motor de una nueva banda de rock con hambre de música, sed de vida y ganas de bronca.

Pasados de revoluciones como cualquier chaval a su edad, su día a día es una sucesión de ensayos caóticos, canciones a medio hacer, algarabías etílicas, conciertos improvisados y escarceos sexuales varios. Juventud, divina chatarra. Irrumpen en la vecina Barcelona como un mamut en un salón de té inglés, colándose en las semifinales del Emergenza Festival o compartiendo escenario con la banda argentina Los Peyotes; una velada-aquelarre que dispara el boca oreja en una ciudad que por aquel entonces vive una tímida explosión garage-rock.

465451355_1280

Con ganas de encapsular todo aquel desmadre en una rodaja, en 2009 se meten en el estudio barcelonés El Tostadero para grabar un debut, “All Good Things”, del que no tardarán en renegar. Es un disco primerizo, sí, pero a través de su carcasa sonora supura punk post-acneico altamente adictivo en forma de embrutecidas odas al desenfreno sin fin y al amor no correspondido. Pero no ha lugar para lamentaciones: hay que tocar, tocar y tocar. Bolos con Thee Vicars, The Strange Boys, Novedades Carminha o Mujeres siguen acrecentando el mito acerca de su salvaje directo; las experiencias acumuladas, dentro y fuera del escenario, van nutriendo el caldo de cultivo de futuras composiciones y hacen ganar a la banda –ya con Santi como nuevo batería y con Ima como guitarra y harmónica– en seguridad escénica y atrevimiento melódico.

Convencidos de que necesitan, ahora más que nunca, sonar como un cañón, se escapan una semana a la Costa Brava: 5 días para grabar con el productor Santi García en su estudio Ultramarinos y “2 más para salir de juerga”. Incorregibles pero con la lección aprendida, perpetran los 8 temas y 18 minutos de “Congo Tapes” como si les fuera la vida en ello. En ese álbum-estampida, la locomotora de Sant Andreu de la Barca arrasa la jungla congoleña con el frenesí R&B de la J. Geils Band o la pegada flamígera de los Faces más fiesteros. Con “Congo Tapes” la estridente promesa se ha convertido en inapelable realidad y la posterior gira con unos Black Lips en la cima de su popularidad es la mejor recompensa al enorme esfuerzo realizado en los últimos 24 meses…

… Y ahora, “después de dos años haciendo el mal por toda la Península”, se abre un nuevo capítulo en la imparable trayectoria de Fuckin Bollocks con “International Bikini Allstars”. Grabado de nuevo con la complicidad de Santi García a lo largo de cuatro sesiones distintas, este tercer trabajo presenta a una banda sin prisas y sin miedo que, pese a mantener palpitante ese envite marca de la casa, ha rebajado las revoluciones para poder desplegar el tapiz musical que ha ido tejiendo a conciencia en tan (aparentemente) corto espacio de tiempo. Será casual pero sin duda es significativo que uno de los cortes del álbum se titule “Sweet Virginia”, no tanto por evocar a la canción en sí como al espíritu de relajada exploración musical que envolvió a The Rolling Stones durante la grabación de su clásico “Exile on Main St.”. Porque es innegable que aquí Fuckin’ Bollocks han dejado aflorar las referencias y experiencias acumuladas para hilvanar canciones de mayor envergadura, composiciones que sacuden y seducen, que serpentean o se enroscan para nublar la mente a un oyente rápidamente convertido a su causa desde el galope inicial de “I’ve Been Waiting For So Long”. A partir de aquí quizá esperes, querido lector, que pase a enumerar todas y cada una de las virtudes atesoradas en las once composiciones restantes de este disco que estás a punto de desprecintar. Lo siento, pero no. Te he puesto en antecedentes y te he dado pistas de por dónde irán los tiros. Llámalo rock, garaje, folk o blues; esto es música hecha por y para forajidos, así que pincha “International Bikini Allstars” y piérdete (o échate a perder).

fuckinbollocks.bandcamp.com

Texto: Roger Estrada
Nota de prensa escrita para BCore para la edición del disco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16/05/2014 por en "Inédito" y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: